Historia de los Aeropuertos de La Palma

A comienzos de la década de los años cuarenta, en plena autarquía, las autoridades insulares del nuevo régimen y otros sectores de la población pensaban en serio en la necesidad de construir un aeropuerto en La Palma. La Isla contaba entonces con una población de algo más de 60.000 habitantes y la única posibilidad de comunicación con el exterior era a través del mar, en un servicio con una periodicidad de tres veces por semana a cargo principalmente de los correíllos negros de Compañía Trasmediterránea, con el tráfico de personas y mercancías concentrado en el puerto de Santa Cruz de La Palma.
A mediados de 1945 llegaron a La Palma los oficiales Font y Cañadas, enviados por el Mando Aéreo de Canarias, quienes, en unión del delegado del Gobierno y presidente del Cabildo Insular y el alcalde de El Paso, visitaron unos terrenos situados en el Llano de las Cuevas y en el Llano del Pino, localizados a unos 800 metros de altitud, los cuales, por su extensión y planicie se consideraban posibles emplazamientos para el futuro aeropuerto insular, considerando tanto su situación como su distancia respecto de los principales centros de población.
Por entonces estaba en proyecto la construcción la carretera de la Cumbre, con un túnel que atravesaría la sierra en dirección Este-Oeste. El mayor inconveniente para el futuro aeropuerto estaba, precisamente, en la proximidad de la montaña, que se eleva a una altura de 1.000 metros y origina vientos descendentes que generan turbulencias, lo que podría afectar negativamente a las maniobras de los aviones.
Unos días después, en agosto, los comandantes Font y Penche visitaron otra vez los terrenos citados, avanzando así en el trabajo de campo encomendado para decidir el posible emplazamiento del campo de aviación, manifestando entonces que “sin ulteriores experimentos no pueden indicar de momento si este lugar tiene condiciones” para ello. Los visitantes y las autoridades insulares fueron agasajadas en el Teatro Monterrey, regentado entonces por Vicente Monterrey Hernández.
Sin embargo, poco tiempo después se comprobó que los estudios realizados en la zona no eran favorables, debido a las fuertes turbulencias registradas.
En el mes de junio llegó la confirmación oficial de que la opción de El Paso era inviable.
Sin embargo, el asunto no pasó desapercibido en otros municipios, caso de Puntallana. En el mes de julio reclamó las gestiones necesarias para que se hiciera el estudio de las condiciones meteorológicas en la costa de Martín Luis
En enero de 1952, comienzo de las obras del aeropuerto de Buenavista finalizándose a finales de 1964.
El presupuesto total de 298.786.164 pesetas, 179.574 euros.

primer aterrizaje23 de Octubre de 1952.
Primer aterrizaje en La Palma.
Estando todavía la pista en construcción, una avioneta Stinson del Aeroclub de Tenerife llamada Nuestra Señora de Las Nieves, pilotada por Santiago Jiménez aterrizó en el aeropuerto de Buenavista.

avioneta stinson 1952Stinson del Aeroclub de Tenerife EC-AED. 1952

Pilotada por el Jefe de Escuela Don Santiago Jimenez y acompañado también del Jefe de Mantenimiento Don José Miranda. Llevaban de mano una carta del Presidente del Cabildo de Tenerife al de La Palma. Lo que queda de este avión está como monumento en el Batallón de Helicópteros de Canarias (FAMET) en los Rodeos.

historia aeropuertosInauguración del aeropuerto de Buenavista.

La apertura del aeropuerto se realizó en vísperas de la Bajada de La Virgen de 1955.

inauguracion aeropuerto buenavistaaeropuerto buenavistaaccidente aeropuerto buenavistaSin embargo, el aeropuerto de Buenavista tenía los días contados. El accidente de un avión F-27 de Iberia, el 5 de enero de 1970, que se salió de la pista en el momento del aterrizaje y cayó por el talud norte, precipitó los acontecimientos. Apenas tres meses después, las operaciones pasaron al nuevo aeropuerto de Mazo, que habría de marcar una nueva etapa en la historia de las comunicaciones aéreas de la Isla, de tan vital importancia.
Enero de 1970, el nuevo titular del Ministerio, general Julio Salvador Díaz Benjumea, visitó las obras, que estaban a punto de concluirse. El 24 de febrero aterrizó el primer avión, un DC-3 del Ejército del Aire tripulado por el comandante Benítez Góngora, en el que viajaba, entre otras personalidades, el general-jefe de la Zona Aérea de Canarias, Miguel Guerrero. El 3 de abril siguiente se iniciaron los vuelos directos entre La Palma y Gran Canaria con aviones Fokker F-27.

El 1 de abril de 1980, se abrió al tráfico la nueva pista de vuelo
.

Por entonces estaba en construcción la nueva torre de control, que entró en servicio en 1960. El edificio, que todavía existe, está formado por dos plantas de 30 metros cuadrados cada una y estaba equipado con aparatos de VHF y HF, así como de radiotelegrafía para establecer comunicación con los aviones.
nueva torre control
 

Palmeros en el mundologo lapalmatecDiseñada y Desarrollada por La Palma Tec